viernes, 6 de marzo de 2009

Hechos Guatemala no presiona, sólo dice la verdad!

El ex vicepresidente de la República, Licenciado Juan Franciso Reyes López acusa al programa Hechos Guatemala y al Licenciado Jose Eduardo Valdizán de presionar para que sea juzgado por la justicia de Guatemala.

"En Hechos Guatemala no presionamos, pero si decimos las cosas como son, y no como esperan aquellos que actuan de forma poco transparente ante los guatemaltecos". Estas fueron las palabras en respuesta del Lic. Eduardo Valdizán al ex vice presidente.

Creo que Reyes López dijo algo muy serio al decir que se le estaba presionando para que se apresuren los jueces en juzgarlo por tratar de apropiarse de unos terrenos.

Esto por supuesto que destabiliza la democracia y la libre expresión del pensamiento, porque en ningún momento se trató de calumniar y de espresar repudio en contra del ex vice mandatario.

Puede ver el video en Youtube

Lesther Castillo
¡Amo a mi Guatemala!

4 comentarios:

Daniel dijo...

lo que es verdad duele, y a ese tipo le duele que escupan la verdad frente a el

Luis Figueroa dijo...

Los políticos que tienen cuentas pendientes con la justicia quisieran que la gente creyera que son víctimas; y, claro, promueven la idea de que, cuando informan, los medios de comunicación presionan. Dejan pasar por alto que la primera misión de la prensa es informar, y que debe informar, por eso es que alguien definió noticia como algo que otros no quieren que se sepa, y que lo demás es propaganda. saludos

Lesther Castillo dijo...

@Daniel, Claro que le duele a este señor que Hechos Guatemala si diga la verdad, en cambio los otros noticieros ni pasan la nota.

@ Luis Figueroa, Por supuesto que quiere hacerce la victima para que no pierda su raiting en televisiete con ese su ridiculo segmento.

Daniel dijo...

Pues en un país democrático como Guate existe la independencia de poderes, así que si la prensa pudiera presionar a la Corte Suprema, seguramente no saldrían los delincuentes a los 3 días, es obvio que no tiene la autoridad para hacerlo. Me parecen chillidos de miedo nada más.