martes, 20 de diciembre de 2016

¿Hubo fraude en el sorteo de la Lotería Santa Lucía de fin de año?

desconfianza a la hora de comprar números de Lotería Santa Lucía
Cada fin de año se realiza el tradicional sorteo millonario de Lotería Santa Lucía y la rifa del 17 de diciembre del 2016 en el Parque Centenario se anunció que el número ganador no se vendió y eso causó molestia y enojo de las personas que comentaron a través de Facebook en una publicación de Prensa Libre.

"Que es un robo, estafa" y otras expresiones fueron los comentarios de los guatemaltecos sobre el sorteo de Q 4 millones en la nota de Prensa Libre. "El billete ganador no fue vendido a ninguno de los distribuidores, es decir, nadie lo adquirió, y cuando esto sucede, quedan anulados. Sin embargo, el premio se distribuirá entre los compradores de los 10 números más cercanos al ganador", fue lo que reportó el medio.

La mayoría de los comentarios sobre el sorteo, no son positivos y ustedes pueden verificar. Lo lógico y para que sea transparente, es que se sortee sólo los números que se vendieron, porque, ¿en qué cabeza cabe que entren en el sorteo todo el universo de números, vendidos y  no vendidos?

Lo que sucedió el 17 de diciembre con la Lotería Santa Lucía significará que la gente tenga desconfianza y ya no compre los números cuando se realice el sorteo máximo de 4 millones de quetzales. La organización de la lotería está a tiempo de cambiar entre sus políticas que sólo los numeros comprados entren en el sorteo. 

La pregunta del millón será: ¿Hubo fraude en el sorteo de la Lotería Santa Lucía de fin de año?

Lesther Castillo

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Definitivamente en los sorteos de la santa lucia, pasa lo mismo que pasaba en la lotería Nacional, que había un grupito que eran siempre los ganadores. yo tengo una vida comprando numeros de sorteos ordinarios y extra ordinarios, y ni Q.5.00 he ganado. siempre he pensado que a ese comité debería de darle una revisadita el gobierno o la Cicig, ya que aquí en nuestra Guatelinda pasa de todo y nadie dice nada, y por eso estamos como estamos.