lunes, 26 de junio de 2017

La libre expresión del pensamiento no es libertinaje

La libre expresión del pensamiento establecida en el artículo 35 de la Constitución Política de Guatemala es un derecho primordial y fundamental que tenemos los guatemaltecos, porque hacemos valer lo que pensamos a través de las plataformas sociales, blogs, columnas de opinión, artículos, etcétera.

Voy a relatar de forma breve tres casos sobre abuso a la libertad de expresión en varios ámbitos:

1) Se ha dado el caso en Estados Unidos, específicamente con el actual presidente, el magnate Donald J. Trump que durante las pasadas elecciones del año 2016 acusó a varios medios de publicar noticias falsas sobre él y durante varios mitines los denunció ante sus seguidores. Eso ha provocado que haya fricción entre Trump y varios medios estadounidenses porque estos han emitido información que el presidente alega es falsa y por ende afecta su imagen.

2) En Guatemala he visto el caso del alcalde capitalino Álvaro Arzú, donde el medio de mayor circulación del país publicó información que el alcalde negó y se llegó al punto de que inició un juicio de imprenta para que se aclare todo lo relacionado a la información publicada de forma errónea.

3) Recientemente se estrenó el documental llamado "Nobody Speak: Trials of The Free Press" en donde muestra cómo el medio Gawker.com publicó un video sexual del exluchador Hulk Hogan, el cual le afectó su carrera teniendo como consecuencia de ser retirado del salón de la fama de WWE y se le rescindió el contrato que tenía con esa empresa. El luchador demandó al sitio mencionado y en el juicio el jurado falló a favor de Hogan donde se le atribuyó US$.140 millones.

Quiero aclarar que no estoy a favor de Trump ni de Arzú, ni de atacar a los medios, sino deseo expresar de que la libertad de expresión no es libertinaje donde se pueda publicar lo que se desea difamando y afectando a personajes de la vida política como a cualquier persona particular. 

Por supuesto que no constituye delito de calumnia o injuria los ataques a funcionarios o empleados públicos por actos puramente oficiales el ejercicio de sus cargos, como está establecido en el artículo 35 de la Ley de Emisión del Pensamiento de Guatemala, pero tampoco se vale emitir información falsa que tiene como único propósito tener muchas visitas a los sitios web.

El libertinaje existe tanto en Estados Unidos, en Guatemala y demás países del mundo, pero si los medios siguen utilizando esta práctica, lo único que obtendrán será el rechazo de su audiciencia, porque perderán credibilidad.

Lesther Castillo


0 comentarios: