lunes, 19 de junio de 2017

Nos merecemos un gran final para House of Cards

Para la gente que nos gusta estar al tanto de la política de nuestros respectivos países o nos agrada leer libros sobre esa temática, la serie House of Cards nos cayó como anillo al dedo.

House of Cards ha sido la serie insignia de Netflix y una de la más recomendada. Desde que la empecé a ver me encantó la historia que se enfoca sobre Frank Underwood, un político astuto que a base de estrategia e inteligencia y juego sucio pudo llegar a estar en el oficio más dificil del mundo, el ser presidente de Estados Unidos.

Claro está que para llegar al salón Oval Francis Underwood tuvo que realizar jugadas sucias y asesinatos para convertirse en el hombre más poderoso sobre la faz de la tierra. La serie está llena de personajes interesantes, Claire Underwood es una de ellas, guapa, despiadada e igual que su marido. Claire me impresionó sobre la manera en cómo pudo asesorar al vicepresidente cuando Frank estuvo ausente debido al ataque con arma de fuego que sufrió por parte del periodista Lucas Goodwin.

Tampoco olvidar a Douglas Stamper, el perro fiel del protagonista de la serie, que se encargó de callar a Rachel Posner para no perjudicar al presidente y también le salvó la vida a Underwood al presionar a la secretaria de Salud para que el mandatario fuera el beneficiario número uno en recibir el transplante de hígado donde no le importó que un hombre muriera.

Lo que me dio risa fue cuando Francis estuvo de acuerdo que la primera dama sostuviera una relacion sentimental con el escritor Tom Yates. Los periodistas han jugado un rol importante en la serie, ver cómo Zoe Barnes sostuvo una relación con Francis al punto de que esta supo información que comprometía en ese entonces al diputado Underwood que no le quedó de otra que asesinarla.

Lo interesante es ver cómo el periodista Tom Hammerschmidt empezó a investigar a Underwood y el resultado fue la publicación de un artículo denominado "El camino sucio de Underwood hacia el salón Oval" donde describió cómo Francis afectó al entonces presidente Garrett Walker en lo que terminó siendo destituido. Las palabras de Hammerschmidt hacia el presidente fueron: "Manipulación, decepción y corrupción, se traduce en abuso de poder y violación de la ley".

Creo que la quinta temporada merecía más porque lo único emocionante fue cuando Garrett Walker declaró en contra de Underwood donde lo undió y a este no le quedó de otra que renunciar y de esa forma su esposa sería juramentada como presidente.

Creo que en la próxima temporada debe mostrar cómo los asesinatos de Francis salen a la luz y que pague por lo que hizo, probablemente Claire le dé la espalda debido a que no lo indultó y dejará que la justicia se encargue de él, pero no olvidar que su esposo mencionó que la mataría si no lo indultaba. Los fans merecemos un gran final y la producción de Netflix debe enfocarse en ello para que quedemos satisfechos en ver cómo terminarán los personajes de esta tremenda serie.

La sexta temporada puede ser el fin, a menos que la producción tome la decisión de alargar la serie con el regreso de Francis a la Presidencia porque con Claire en ella no le veo mucho futuro.

Lesther Castillo

0 comentarios: